LA BELLEZA DE LOS CABALLOS

La belleza es una cosa muy subjetiva ya que por eso está el dicho de para gustos los colores, sin embargo los amantes de los caballos estarán de acuerdo con que la belleza del caballo solo tiene un camino, los caballos más bellos son aquellos que tienen la cabeza pequeña, las orejas más cortas que largas, con una frente que sea bastante amplia y plana que se le permitan ver unos ojos grandes y redondos que se encuentren en una posición equilibrada en la cara del caballo.

Los ollares de la nariz si no son muy cerrados harán la cara del caballo mucho más bella, en cuanto a la alzada siempre se prefiere más grande aunque tampoco en exceso, la musculatura sin dudarlo deber ser atlética y bien definida, un caballo fuerte y sano siempre es más bello.

Otro punto muy importante estéticamente del caballo es su pecho, los que tienen forma de V son caballos que se ven mucho más esbeltos y por lo tanto la belleza resplandece por sí sola, el pecho debe ser proporcional al cuerpo del caballo, y siempre que no sea muy abierto. Y por último las ancas del caballo deben seguir la línea fuerte del resto del cuerpo y estar en proporción a los cuartos traseros.

 También la belleza del caballo viene reflejada no sólo en el físico del mismo, también hay otros aspectos que lo hacen más bellos y que lo diferencian del resto de caballos, uno de ellos es los movimientos del caballo al galopar , el caballo que se mueve de forma ágil y fluida de manera que el galope lo realice sin tener que flexionar mucho las rodillas y cuartillas hará del movimiento del galope un movimiento más bonito y bello.

CARACTERÍSTICAS DE UN BUEN CABALLO SEMENTAL

Si estás interesado en encontrar un buen caballo semental quizás te sirva de ayuda este post, vamos a comentar algunas de las características que se tendrían que tener en cuenta a la hora de escoger un caballo semental.

En primer lugar deberemos fijarnos en el temperamento del caballo, esta característica es la más importante ya que por genética se transmitirá un temperamento similar a las crías, el temperamento debe ser manejable, es decir no puede ser un caballo salvaje que no haga caso a nada y esté desinivido en cualquier momento, al ser manejable podemos controlarlo mejor en todo momento y montará a la yegua siguiendo las indicaciones del instructor. Otro aspecto a tener en cuenta en el caballo es que tiene que ser un caballo tranquilo en cierta medida, lo que buscamos es que no se asuste por todo pero tampoco queremos un caballo que no reaccione a ningún tipo de estímulo ya que para ser semental debe estar motivado, por lo que se busca un punto intermedio de tranquilidad. Si el caballo es respetuoso y entrenable ya habrá ganado muchos puntos ya que un caballo con estas capacidades seguirá las ordenes de su dueño y responderá adecuadamente al entrenamiento.

En segundo lugar hay que fijarse en el pedigrí, como hemos comentado antes las características físicas y psicológicas de un caballo son trasmitidas genéticamente por eso es importante que un caballo semental disponga de los papeles y documentos que así lo certifiquen según sus antepasados.

Por último hay que decir que un caballo semental es mejor que sea inteligente en cuanto a la capacidad de aprendizaje pero también es importante que acepte el liderazgo

Los temidos cólicos equinos

Es una de las situaciones más temidas por aquellos que tienen caballos y más difíciles de controlar y tratar por parte de los veterinarios. De hecho, el cólico es la principal causa de muerte en los caballos. Ahora bien, ¿qué es un cólico equino? Es un dolor abdominal intenso en el animal, que puede provocar violentos espasmos.

Las causas pueden ser varias, y no solo relacionadas con el tracto intestinal. Un cambio muy repentino en la alimentación o incluso en el clima puede provocar un cólico, pero lo más habitual es que aparezcan cuando el caballo tiene parásitos internos. Los parásitos dañan el intestino, provocan necrosis y dolor y, si son muchos, pueden llegar a obstruir el intestino.

Pero los cólicos pueden deberse a diversos tipos de infecciones, desde la rabia a la dermatitis. También los puede causar la enteritis, el haber ingerido un cuerpo extraño, un cambio en el pienso o en la cantidad de comida, a que ésta tenga moho o a la ausencia de la suficiente cantidad de agua o de fibra en el alimento.

Un caballo con un cólico empieza por mostrarse inquieto, se tumbará y se levantará una y otra vez, incluso pueden llegar a tumbarse y alzar las patas para intentar aliviar los dolores. Si el cólico es muy fuerte pueden incluso revolcarse violentamente.

Ante cualquiera de estos síntomas, incluso del más leve, conviene llamar de inmediato al veterinario. En casos leves el tratamiento serán paseos para ayudar al animal a expulsar gases y heces y analgésicos para el dolor. También pueden ser necesarios laxantes y, si la situación es realmente grave incluso puede ser necesario recurrir a cirugía.

Lo más aconsejable es intentar prevenir los cólicos cuidando la alimentación del animal, evitando cambios bruscos en el pienso o la periodicidad de las comidas, evitando alimentos que no sean de calidad o no tengan suficiente fibra y desparasitando periódicamente al caballo.

Beneficios de la equitación

La equitación es una actividad perfecta para ejercitar el cuerpo y la mente y para estar en contacto con la naturaleza. Un deporte con infinidad de beneficios, a cualquier edad.

A nivel físico, la equitación ayuda a mejorar el equilibrio, y no solo eso, sino que al estar obligado a mantenerse en una postura erguida, esta se corrige. Por otra parte, ayuda a relajar músculos que puedan estar contraídos y a reforzarlos, sobre todo piernas, abdomen y espalda. Además, es un deporte que ayuda a desarrollar la coordinación y a desarrollar los reflejos.

A nivel psicológico, la equitación tiene también destacados beneficios. El hecho de interactuar con un animal noble como es el caballo contribuye a aumentar la confianza en uno mismo y a controlar las emociones. Además, obliga a prestar mucha atención a las reacciones del animal, la equitación ayuda a mejorar la concentración y consigue que se desarrollen el respeto y la responsabilidad. Y, por si fuera poco, se trata de una actividad muy relajante.

Pero la equitación tiene otro aspecto que cada vez cobra más relevancia, la inmensa aportación en la mejora de enfermos y personas con algún tipo de discapacidad. En el caso de enfermos, por ejemplo, de esclerosis, ayuda a mejorar algunos de los problemas de movilidad y de equilibrio que estos pacientes desarrollan con el avance de la enfermedad. Y, en el caso de personas con discapacidades, la equitación es un elemento integrador, ya que cualquier persona puede practicarlo, por ello, además de favorecer esa integración ayuda a superarse a sí mismos y a ganar confianza.

Son ventajas de la equitación a nivel amateur o como simple entretenimiento. Pero no hay que olvidar que estamos hablando también de todo un deporte con diferentes disciplinas: polo, resistencia, salto, etc. Deporte que requiere una excelente forma física y entrenamiento constante.

En cualquiera de los casos, y como en cualquier otra actividad, hay que tener algo de precaución, calentar, no practicar si se tiene algún problema de espalda y, sobre todo, utilizar la equipación adecuada, casco incluido.

Caballos tan famosos como sus dueños

Tanto en el cine, como en la literatura o en la vida real, ha habido caballos casi tan famosos como sus dueños, y lo han sido por méritos propios, por su nobleza, su belleza o su carácter. Vamos a conocer un poco mejor a algunos de ellos:

  • Pegaso: comenzamos por un ser mitológico, hermoso…y alado. Pegaso, el caballo volador de Zeus ha inspirado hermosas leyendas y poemas. Un caballo cruce de ario y persa de color blanco y con un fuerte poderío.pgs
  • Bucéfalo: decía Rubén Darío que era imposible concebir a Alejandro Magno sin su caballo, Bucéfalo. El general lo encontró cuando tenía 12 años, un caballo salvaje, rebelde, de color azabache y con una estrella en la frente. Solo se dejaba montar por Alejandro y con él conquistó tierras y ganó batallas, pero en una de ellas fue herido de muerte. Tenía 30 años.
  • Rocinante: quién no conoce la montura del ingenioso hidalgo. A lomos de Rocinante don Quijote recorrió La Mancha en su delirio. Un caballo fiel y algo flaco, pero tan inolvidable como su dueño.
  • Babieca: hablamos ahora de otro caballero y de su corcel, pero ambos de carne y hueso. Babieca, así se llamaba el caballo del Cid Campeador. Era, según se cree blanco y de raza andaluza, un caballo para la guerra, ágil, brioso, corpulento. Complemento perfecto para un hombre que ganó una batalla después de haber muerto. Dos años sobrevivió Babieca a su dueño, pero después de él nadie lo montó.
  • Othar: decían que por donde pasaba el caballo de Atila no volvía a crecer la hierba. Othar, así se llamaba la montura. Caballo adorado y cuidado, porque para los hunos el corcel era una extensión de su persona.
  • Silver: acabamos haciendo de nuevo referencia al mundo de fantasía para nombrar a Silver, el caballo del Llanero Solitario. Un caballo impresionante que obedecía ciegamente a su dueño.

Son solo algunos ejemplos, pero tanto a lo largo de la historia como en mundos fantásticos existen caballos que se han hecho con un importante hueco en la memoria popular.

Percherones: fuerza y estilo

Si hay una raza equina fácilmente reconocible esos son los caballos percherones. Se trata de una raza con origen en Francia, en la región de Le Perche, de ahí su nombre. Caballos hermosos y con estilo, no en vano entre sus ancestros están los caballos árabes y españoles, pero a la vez animales fuertes y con mucha nobleza. De ahí que hayan sido tan apreciados a lo largo de la historia.

Se trata de animales no muy altos, los machos pueden alcanzar 1,80 metros, raramente más. Su peso puede oscilar entre los 500 y 1200 kilos. Son caballos de cabeza más ancha a la altura de los ojos y, sin embargo, elegante. De torso fuerte, con espalda musculosa y grupa amplia, sus patas son cortas, pero tremendamente fuertes. De pelaje gris, tordo o negro, tienen una cola larga y espesa.

Son animales de estampa inconfundible y carácter único. Los caballos percherones, tienen un carácter muy apacible, son dóciles, inteligentes y trabajan bien. Son, además, animales que se adaptan con mucha facilidad a casi cualquier circunstancia.

No es de extrañar, pues que durante mucho tiempo los caballos percherones fueran muy apreciados como parte esencial en infinidad de trabajos. Trabajos muchas veces duros, relacionados sobre todo con actividades agrarias y con el trasporte de mercancías. De hecho, los granjeros americanos adoptaron esta raza casi como propia.

Pero también fueron durante mucho tiempo los animales preferidos para tirar de los carruajes destinados al transporte de personas, un solo animal no solo podía llevar un coche con varias personas, sino que era capaz de recorrer largas distancias, incluso superiores a los 50 kilómetros al día.

La mecanización, la aparición de los primeros tractores y vehículos motorizados estuvieron a punto de hacer desaparecer esta magnífica y hermosa raza. Afortunadamente no solo no fue así, sino que hoy en día aún es fácil verlos, aunque solo sea en actividades recreativas, tirando de vehículos turísticos.

El Pura Sangre español

El caballo es un animal gregario que fue domesticado hace unos 8.000 años, y siempre ha tenido una buena relación con el hombre. Por ello es una especie que nos ha ayudado en el desempeño de diferentes trabajos e incluso actividades ociosas.

El Pura Sangre español también es conocido como caballo andaluz. Es descendiente del Pura Sangre árabe del cual derivan casi todas las razas de caballo.

El temperamento de este caballo se caracteriza por su nobleza y gran docilidad, siendo
purarazaespanolacaballos con gran capacidad de aprendizaje e inteligentes. No son caballos que se utilicen o se suelan utilizar para carreras ya que la velocidad no es una de sus mejores características, pero son caballos con una gran resistencia y fondo. Las características físicas de estos caballos son unas proporciones armoniosas que le confieren unas aptitudes majestuosas para un trote elegante.

La alzada se encuentre entre los 150 y 160 centímetros con un peso comprendido entre los 400 y 560 kilos. La capa que predomina en esta raza es la torda, ya sean rodados o vinosos. También castaños o negros.

Su cabeza está bien proporcionada con el resto del cuerpo del animal, con una cara larga y más bien estrecha con ollares rasgados. Su cuello tanto en su longitud como anchura tiene unas medidas medias.  Su pecho es amplio y profundo que junto a sus hombros también amplios le confieren menor inclinación frente al Pura Sangre Inglés. Su grupa es de una anchura media y más bien redondeada y algo caída.

En cuanto a sus extremidades, no son tan finas como las de su pariente el Pura Sangre Inglés. Las anteriores son muy potentes y de una longitud media, y sin apenas cernejas. Y en cuanto a las posteriores son mucho más musculadas y de mayor potencia con un corvejón amplio lo que le proporciona mayor fuerza en el impulso.

Se trata de un caballo que reúne unas características idóneas para desarrollar diferentes trabajos y que gracias a su docilidad y temperamento tiene una relación estupenda con los humanos.

Características de los caballos

Estos animales fueron domesticados por el hombre hace unos 4.000 años. Ya que ellos siempre han sido animales en estado salvaje, como por ejemplo las cebras, por lo que cuando se encuentran en estado salvaje son presas.

Estos animales tienen unas cualidades excepcionales que les hacen tener una relación muy buena con los humanos. Son gregarios, lo que quiere decir que les gusta estar en contacto con animales incluyéndonos a nosotros. No son combativos, evitan los conflictos, ya que se trata de animales que en estado salvaje son presa, son muy miedosos e intentan evitar cualquier problema eludiéndolo. Ellos no son los que atacan, pero en el caso de que se defiendan hay que tener cuidado, ya que son animales de gran envergadura y pesados, y cuando se asustan cocean.

También son animales muy curiosos con gran capacidad de aprendizaje y observadores que al poseer una gran capacidad de memoria, lo que unido a su gran miedo, si tienen alguna mala experiencia que les provoque miedo es difícil que puedan olvidarlo. Estos animales son por normal general muy sociables y suelen siempre vivir en grupos o en parejas, ya que si están solos sufren muchísimo, por ello la compañía del ser humano es buena para ellos. Si los humanos sociabilizan mucho con estos animales esto termina en el establecimiento de un fuerte vínculo.

Son animales herbívoros pero no rumiantes como las vacas o cabras, por ejemplo.

El grupo más social para estos animales es la manada o grupo de caballos y suelen ocupar un área geográfica en la que se establecen de manera estable. Los grupos o manadas están cosntituidos por normal general por un semental, un grupo de hembras que componen el harén de más o menos 7, otro grupo de jóvenes constituidos por hembras y machos de hasta 1 año de edad y un grupo de solteros constituidos por ejemplares de entre 1 año y 5 años.

Si eres un apasionado de los caballos aqui vas a poder encontrar lo que quieras conocer sobre tus amigos equinos.